lunes, 24 de octubre de 2011

“La Última Curda”

CHAMUYANDO- Eduardo Giorlandini

Tal es el título del tango cuya música fue hecha por Aníbal Troilo, y cuya letra pertenece a Cátulo Castillo. Esta, pertenece a la temática del alcohol y el desamor, pero expresa contenidos de queja, amargura, tristeza, decepción y un sentido trágico de la vida.
Asimismo, en este tango como en otros (“La Última Copa”, de Caruso y Canaro; “Tabernero”, de Cafre y Frontera; “Tomo y Obligo”, de Gardel y Romero; “Destellos”, de Caruso, y muchos más) el personaje busca la intimidad con otro, la posibilidad de la confesión o el desahogo.
“En Che, Bandoneón”, de Manzi y Troilo, la confesión es con el bandoneón, humanizado en la 
letra de Homero.
“La Última Curda” es la última embriaguez, antes de la muerte. Lapalabra pertenece al caló, el dialecto de los gitanos; es la abreviatura de zincaló, que en el mismo dialecto significa ‘gitano’. Así lo señala José Gobello en su Diccionario lunfardo.
Edmundo Leonel Rivero publicó un libro (Una luz de almacén) con el cual colaboré junto a otros amigos y por lo que al final de la obra nos agradeció muy sinceramente. Allí nos habla de la última curda y de sus autores.
Recuerda Rivero que Troilo sabía mucho de lunfardo y que apreciaba las canciones lunfardas que Rivero le cantaba con su guitarra, pero no las incorporaba a su repertorio porque él se identificaba más con Homero Manzi, Cátulo Castillo o Expósito.
Pero no incluía los temas lunfardos no por causa de las prohibiciones conocidas de la época, sino porque intuía que el público podría desorientarse “si dábamos un paso franco hacia el lunfardo y sus ásperas y a veces hasta sórdidas historias”.
Relata también que con Bavio Esquiú, el creador de “Juan Mondiola”, y “Pichuco”, tuvieron muchas noches de canciones y versos lunfardos, pero nunca se hubiera imaginado que fuese a estrenar un tango desde un balcón de la calle Paraná.
El “Gordo” Troilo vivía allí, en un segundo piso, cerca de Corrientes, frente al cabaret “Chantecler”; y allí se hizo el tango “La Última Curda” y allí lo estrenó Rivero, desde el balcón, justamente cuando salía la gente del cabaret, que se juntó en la calle e interumpió el tránsito.
La letra dice en un verso que “es todo, todo, tan fugaz” y ello fue como un vaticinio para Miguel Angel Bavio Esquiú, que falleció pocos días después y -como en el tango- tomó la curva a todo corazón: 
  
“Marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda
al buscar la última curda...”.

Y ya que hablamos del “Chantecler”, famoso e inmortalizado en las letras de tangos, recuerdo que se inauguró en 1924 y fue demolido en 1960. Por eso, como lo señala Horacio Ferrer, Enrique Cadícamo compuso el tango “Adiós, Chantecler”. El local estaba ubicado en calle Paraná, entre Corrientes y Lavalle.
Muchas veces lo recordamos a Rivero. Nunca lo habíamos recordado al creador de “Juan Mondiola”. Lo hacemos hoy, con el sentimiento de haber compartido aquella noche la composición de un tango que si bien tiene amarguras, también muestra sus lindezas como música y como poema.
Asimismo, nuestro recuerdo a Bavio Esquiú como creador popular de una suerte de género amoroso en lunfardo, con el personaje que conocimos en la revista “Rico Tipo” y en el libro, donde los temas son populares al hablar del chamuyo como función social, del rebusque flor, la figurita repetida, de las serenatas, de Corrientes y Paraná y de Carlos Gardel.
  
Letra
“Lástima, bandoneón
mi corazón
tu ronca maldición maleva. 
Tu lágrima de ron me lleva
hasta el hondo bajo fondo
donde el barro se subleva.
Ya sé, no me digás
tenés razón
la vida es una herida absurda. 
Y es todo, todo, tan fugaz
que es una curda nada más
mi confesión.
Contáme tu condena
decíme tu fracaso
no ves la pena 
que me ha herido. 
Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo del olvido. 
Yo sé que te hago daño
yo sé que te lastimo
llorando mi sermón de vino. 
Pero es el viejo amor
que tiembla bandoneón
y busca en un rincón que aturda
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón 
al corazón.
Un poco de recuerdo 
y sinsabor
gotea tu rezongo lerdo. 
Marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda
al buscar la última curda.
Cerráme el ventanal
que arrastra el sol
su lento caracol de sueños. 
No ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris
tras el alcohol.”

1 comentario:

  1. en que fecha fue lo del balcón? mas o menos. Estoy haciendo un trabajo para un espectáculo en los vagones del subte, me va muy bien, y lo único que hago es cantar tango y transmitirlo con todo mi corazón, tiene mucha llegada, que más podré hacer, aún no lo se, si uds sabes el tango y yo agradecidos!!!!

    ResponderEliminar